Impresionante vista de la Font de La Figuera un día de abril de 2016.
La Font de la Figuera... atrévete a parar, conócela... - I

La Font de la Figuera, en Valencia, colindando con la provincia de Albacete por Almansa y con Alicante por Villena, es paso obligado de Andalucía a Cataluña, de ida o de vuelta, y por esa carreterita, la N-344 (nefasta carreterita en cuanto al tráfico se refiere, se llegan a contabilizar hasta 30.000 vehículos al día, sin más) se accede a esta población que comparte preciosos parajes y paisajes con Moixent y con Fontanars del Alforins hasta el punto que se ha llegado a citar a estas Terres del Alforins como la "Toscana Valenciana".

 

Con este post y el siguiente queremos invitarte a parar, a venir... y a descubrir lo que nosotros, sorprendidos, hemos descubierto después de haber pasado tantísimas veces camino de Valencia sin hacer un alto en este camino. Un par de días pueden ser suficientes para adentrase en su casco urbano y además conocer algunas de las impresionantes rutas de senderismo que no te dejarán indiferente... La Font de la Figuera es una buena excusa si quieres viajar para fotografiar. 

La hora azul en la Font de la Figuera, esa hora mágica que contrasta las luces frías y calidas antes de la noche...

La hora azul, vespertina o matutina, siempre apetece...

La hora azul en la Font de la Figuera, esa hora mágica que contrasta las luces frías y calidas antes de la noche...
Visita obligada merece el Museo Histórico y Etnológico... 
...de la mano de Mario, arqueólogo.
Museu Històric- Etnològic en la Calle Molí, 55 de La Font de la Figuera (Valencia)
Museu Històric- Etnològic en la Calle Molí, 55 de La Font de la Figuera (Valencia)

Allá por el año 1999, un grupo de vecinos preocupados por la historia, la cultura y las tradiciones, se constituyó como asociación conocida con el nombre de "Amics de les Tradicions". Esta asociación se encargó de recuperar un gran número de piezas para poder formar la colección que hoy podemos contemplar. Aquello fue el detonante para que el ayuntamiento se comprometiera y llevara a término lo que hoy podemos visitar: este Museo Histórico y Etnológico de La Font de la Figuera. 

Nada más entrar se da un paso atrás: unos, los más jóvenes, descubrirán las tradiciones, otros rememoramos lo vivido...

En esta antigua bodega, de "Les Maseretes" datada a finales del XVIII, se recrea entre otras cosas eso, una bodega de época cuando aún no se conocía la luz eléctrica. 

Esta nave, aprovechando el desnivel existente se edificó a tres alturas para facilitar por gravedad el trasiego de las uvas, de los mostos y el ya fermentado vino. En un ventanuco abierto en la parte más alta, se empinaban los carros, seguido se procedía al pisado y posterior prensado de los racimos, el mosto obtenido y decantado corría sin más por las canalizaciones que desembocaban en las tinajas del nivel inferior donde fermentaría hasta convertirse en el preciado vino fontino...  

Vista interior del Museu Històric- Etnològic en la Calle Molí, 55 de La Font de la Figuera (Valencia)
Museo Historico y Etnológico de La Font de la Figuera
Por esta ventana se descargaban los carros con la uva, de ella cuelgan unas espardeñas. Museo Historico y Etnológico de La Font de la Figuera

No en vano, merecidos fueron los premios conseguidos antaño por distintas bodegas como los de la Torre Tallada allí expuestos, o los de hogaño de la mano de Bodegas Antonio Arraez...

Un buen número de fotografías merece lo visto en esta primera sala, es un interesante y emotivo viaje enológico en el tiempo, más en mi caso que casi "nací" en una bodega y me crié en ella cercanos mis 14 años...

"Los carros cuesta arriba, hasta arriba de uva... y de avispas, aculaban en aquel ventanuco o en aquel portón que aún existen, aunque no la bodega. Con los ganchos pronto extendida, pisada y prensada corría hacia los cubos... mientras fermentaba, mi abuelo no me dejaba entrar... con un bombeo a mano, ya trasvasado, el ya vino reposaba en aquellos altos conos vigilado de tanto en tanto por la azulada y humeante llama de aquellas mechas de azufre que consumían el oxigenado y temido aire.

Qué recuerdos, qué olores, qué bien..."

Desde la bodega de Les Maseretes se accede a esta recreación de lo que era una típica bodega subterránea en La Font de la Figuera y sus alrededores. Todavía se conservan en algunas fincas cercanas como la Casa El Cabezo o en el Regaixet, entre otras.

Este "túnel" da acceso a lo que sería la vivienda tipo desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XX en el que la mecanización del campo por un lado, ya no se precisaba la fuerza animal para esas labores, ni esos espacios en las casas, y las nuevas técnicas de construcción, hicieron que desaparecieran prácticamente todas.

Bodega subterránea típica en La Font de la Figuera y sus alrededores.
Algunas de las estancias y utensilios de época donados por distintos vecinos de La Font de la Figuera...
También tiene cabida en este periplo fontino, lo donado por la familia Maldonado Ferri como representante de lo que fue el sector de la destilería en La Font como industria relacionada con la intensa actividad vitivinícola y en consecuencia alcoholera de la zona.  
Utensilios de una destilería de principios de siglo XX en La Font de la Figuera
Utensilios de una destilería de principios de siglo XX en La Font de la Figuera
También es obligado visitar la Iglesia Parroquial de la Natividad de Nuestra Señora... 

Es en esta iglesia en la que podemos encontrar uno de los retablos todavía en su lugar de origen del que según la tradición oral nació en La Font de la Figuera, el afamado pintor renacentista Joan de Joanes que por encargo de la señora de la villa, Doña Brianza Maza de Linaza y Carroz de Arborea, pintó entre los años 1547 y 1550.

Nos acompañó Don Lisardo, cura párroco de la misma y buen historiador de La Font, y enamorado de ella... fue un placer conocerlo y oírlo y así descubrir los avatares pasados por esta fronteriza villa que en el 2011 celebró el 700 aniversario de su nacimiento mediante su Carta de Poblament.

Lo dicho, merece la pena admirar de cerca tanto el citado retablo como el resto del templo y su imaginería, con el trípode a tierra es un placer fotografiar el respetuoso silencio rebuscando detalles de ese arte sacro que en la mayoría de las ocasiones se nos pasan por desapercibidos. Esto es como un paisaje, para disfrutarlo hay recrearse, en silencio, pero también hay que meterse en él...

Sirvan las siguientes fotos como testigo mudo de esa centenaria historia...

Con el tiempo justo, nos quedaba la visita guiada a las Bodegas de Antonio Arraez...
Bodegas Antonio Arraez en la C/ Arcediano Ros, 35 -   46630 La Font de la Figuera

Ya han pasado 78 años desde que Francisco Ibanco Bellver inició en Xátiva y en La Font de la Figuera lo que ahora conocemos como Bodegas Antonio Arraez. Cuatro generaciones que han sabido adaptarse en el tiempo a su tiempo... Nos comentaba Toni Marzal, buen comunicador, que cuando el actual gerente Toni Arraez, cogió las riendas del negocio familiar, la media de edad de los cinco trabajadores con los que contaba la empresa rondaba los 60 y pico años; en la actualidad, la media de edad de la casi veintena de apasionados por el vino y todo lo que ellos mueven a su alrededor, oscila alrededor de los 30... todo un reto y un récord en apenas 10 años.

Aquí nada se hace al azar, todo está premeditado y con alevosía... Mala Vida, Vivir sin Dormir, Vividor, Bala Perdida, Cava Sutra, Miss Tela ... sólo sus nombres, parafraseándolos, invitan a "meditar las cosas buenas de la vida" haciendo que "nada pueda ser más frecuente que un vaso de vino ocasional" .  

Bodegas Arraez te invita a visitar su bodega y de una manera muy didáctica, en su Laberint d'interpretació del ví conocerás su historia y los distintos procesos de elaboración de los productos ofertados en su tienda. Este Laberinto es un recorrido subterráneo a través de los antiguos depósitos con los que contaba la bodega en los que se puede hacer una cata e incluso degustación de los productos de la tierra. Todo ello previa cita a través de su web o mediante email a comunicacion@bodegasarraez.com o por teléfono 962 29 00 31.

Dicen ellos: "Adéntrate en un  entorno único dónde el vino no es sólo el fruto de las cepas, sino más bien, el sentido de nuestra imaginación y experiencia". 

Mira, mira... atrévete a parar, atrévete a venir...

Mueve las imágenes a tu gusto, doble clic amplia

El día no da para más: visitar el Museo, visitar la Iglesia, comer, visitar la Bodega... pasear por el pueblo y descansar... al día siguiente queremos hacer alguna de las rutas y conocer ese entorno natural: El Capurutxo, Barranco de Vallmelós, El Cofrenet, El Regajo (Regaixo) ... 

 

Lo dicho...

Dónde comer, dónde dormir...

Los lugares de tanto paso suelen ser también de parada y fonda, y La Font de la Figuera lo es...

Entre unos y otros, nuestra opción, y no nos equivocamos, fue El Serrano I y el II, este último cuenta con habitaciones, sencillas pero con todas las comodidades... Ambos se encuentran en la Autovía de Levante A-35, el primero dirección Valencia y el segundo dirección Almansa, Salida 14.

La oferta del menú no puede ser mejor: 25 primeros platos, 25 segundos, 25 postres, paella a diario y hecha a leña... y la relación calidad precio: inmejorable.

Mueve las imágenes a tu gusto, doble clic amplia
Paella de pulpo en Restaurantes y Hostal El Serrano I y II en Moixent y La Font de la Figuera (Valencia)
Restaurantes y Hostal El Serrano I y II en Moixent y La Font de la Figuera (Valencia)
Recuerda!!! 
La Font de la Figuera es una buena excusa si quieres viajar para fotografiar 
Atrévete a parar... y reserva en: http://www.ventaelserrano.es 
o llamando al 96 229 10 01

Vienen de photoperiplo con nosotros...

nuestro coche, un jeepito, nuestras cámaras ...

y nos alojamos con...

©  photoperiplo'2017  *  Paco Gisbert y Ana Mary Aliaga