Vista general de Torrejoncillo del Rey en Cuenca (Castilla La Mancha)  Photoperiplo estuvo por allí porque nos encanta viajar y fotografiar.

Torrejoncillo del Rey... manchego, alcarreño, serrano 

Allá donde La Mancha pierde su nombre y se encuentra con La Alcarria y la Serranía Media conquenses anduvimos este pasado y agostado verano ya con visos de otoño... y levantando rastrojos, coincidiendo con los cabizbajos girasoles, descubrimos Torrejoncillo del Rey.

Vista general de Torrejoncillo del Rey en Cuenca (Castilla La Mancha)  Photoperiplo estuvo por allí porque nos encanta viajar y fotografiar.

Cómodos accesos nos traerán hasta Torrejoncillo, desde la A7 por la CM-2102, pasado Palomares del Campo, nos encontraremos con Torrejoncillo. También se puede acceder desde la A40 por la misma comarcal desde Horcajada de la Torre de la que más adelante hablaremos.

La propia villa de Torrejoncillo, que antes fue de Huete, alcanzó su carácter de realengo en el 1537 por privilegio del emperador Carlos V pasándose a llamar del Rey. Por aquellos años contaba con unos trescientos vecinos; entre el siglo XIX y el XX llegó a superar los 2.000 habitantes, pero llegó la mecanización del campo y progresivamente la despoblación fue y está haciendo de la suyas: se cierran negocios, se cierra la escuela por falta de niños y lo peor es que no se ven visos de solución... y cunde el desánimo de sus gentes.

Sirva este post como alegato en pro de estas apacibles tierras que invitan a conocerlas, nos consta que hay mucho por descubrir y por poner en valor de esos pasados tiempos y de aquellas culturas que por aquí pasaron y convivieron. Pero hace falta el apoyo, mucho apoyo de esas supra administraciones que parecen mirar para otro lado...

En Torrejoncillo del Rey (Cuenca) el paisaje se entremezcla entre la Mancha, la Alcarria y la Serranía, encantadores parajes para fotografiar con Photoperiplo.

Aquí se entrecruzan paisajes y en ellos se asentaron distintas culturas desde la prehistoria: celtíberos, romanos, visigodos y musulmanes dejaron su impronta en estas tierras sabiendo aprovechar los recursos existentes.

La llanura manchega cerealista, salpicada de unos años para acá de oleaginosos girasoles, se topa con las primeras estribaciones alcarreñas y serranas aquí en Torrejoncillo del Rey y sus pedanías.    

En Torrejoncillo del Rey (Cuenca) el paisaje se entremezcla entre la Mancha, la Alcarria y la Serranía, encantadores parajes para fotografiar con Photoperiplo.

Al pie del cerro de Las Carrasquillas se encuentra 

Torrejoncillo y ante él ese mosaico manchego que esta próxima primavera será un pantone entremezclado de verdes y amarillos.

Asómate desde Las Carrasquillas en 360º 

clic aquí

Desde las Carrasquillas se ve Torrejoncillo del Rey (Cuenca) y el paisaje manchego. Photoperiplo estuvo allí fotografiando, nos acompañas.
Desde las Carrasquillas se ve Torrejoncillo del Rey (Cuenca) y el paisaje manchego. Photoperiplo estuvo allí fotografiando, nos acompañas.

En nuestros paseos por esta acogedora y tranquila villa fuimos descubriendo ese patrimonio que en algunos casos se ha ido perdiendo, es el caso de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de la que sólo se conserva la conocida como Puerta de los Abriles de claras reminiscencias góticas. Eran tres naves de cantería de proporciones catedralícias según recuerdan quienes la conocieron en sus últimos años, en la década de los sesenta del pasado siglo XX . 

Puerta de los Abriles, restos de la iglesia parroquial de Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Ermita de la Soledad

Esta ermita es el edificio religioso que mejor se conserva de Torrejoncillo; su fábrica es de mampostería con sillares en la esquinas y en su interior, antes de la Guerra Civil, hubo cinco altares. En la actualidad el altar y el retablo mayor que podemos observar es fruto de la composición con distintos elementos de la antigua iglesia que se adaptaron al ábside. 

Mira, entra en 360º... clic aquí

Ermita de la Soledad en Torrejoncillo del Rey (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí.
Patrimonio civil

Dentro del patrimonio civil destacan dos edificios, por un lado el del Ayuntamiento de claras reminiscencias renancentistas datado en el siglo XVI en el que destaca su arquería con una sillería bien labrada. Fue reconstruido a finales de los ochenta respetándose las estructuras originales en la planta baja y con ciertas alteraciones en los cuerpos superiores. Antaño estuvieron las antiguas escuelas; por otro, destaca una preciosa "casa palacio"  construida en el siglo XVIII con dos plantas y cubierta a dos aguas. Aunque su tamaño es comedido al exterior, todos sus detalles y elementos denotan su importancia: fuertes sillares en las esquinas, rejería castellana, alero a bocateja de una perfecta ejecución, escudo de armas sobre la puerta principal con bellas decoraciones florales ...

Fachada del ayuntamiento de Torrejoncillo del Rey (Cuenca) de estilo renacentista (siglo XVI)
Casa palacio blasonada en Torrejoncillo del Rey (Cuenca) fotografiada por Photoperiplo

También cabe hacer mención de dos plazas, la principal, la de La Constitución, presidida en el centro por la fuente formada por dos cuerpos, uno de ellos el característico pilón, rodeada de casas de aspecto homogéneo con aparentes portones labrados en piedra.  

Fuente y pilón en la plaza de Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Fuente y pilón en la plaza de Torrejoncillo del Rey (Cuenca)

La otra, más pequeña, homenajea a uno de sus hijos ilustres, a Alonso de Ojeda quien acompañara a Cristobal Colón en su segundo viaje a las Américas entre otros de sus periplos y descubrimientos por la costa venezolana y colombiana.  

Plaza en honor a Alonso de Ojeda, hijo ilustre de Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Plaza en honor a Alonso de Ojeda, hijo ilustre de Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Ermita de la Virgen de la Piedad de Urbanos

Desde el primero de mayo hasta el mes siguiente, cada año Torrejoncillo celebra la romería que traslada a su patrona, la Virgen de la Piedad de Urbanos, desde la ermita en la que se encuentra hasta el pueblo. Dicha ermita, que se debe a esta advocación, está situada a unos 5 kilómetros y es un buen lugar de recreo al aire libre dispuesto con buenas sombras, merenderos y barbacoas.

Ermita de la Virgen de la Piedad de Urbanos patrona de Torrejoncillo del Rey (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí fotografiando.
Ermita de la Virgen de la Piedad de Urbanos patrona de Torrejoncillo del Rey (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí fotografiando.
Interior de la Ermita de la Virgen de la Piedad de Urbanos en Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Retablo mayor de la Ermita de la Virgen de la Piedad de Urbanos en Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Virgen de la Piedad de Urbanos en Torrejoncillo del Rey (Cuenca)
Mina romana de lapis specularis de "la Mora Encantada"

La leyenda de la Encantada se debe a una serie de tradiciones orales y leyendas mitológicas que se narran en numerosas localidades españolas. Están relacionadas con seres de la mitología del lugar: Lamias y Mouras con la tradición gallega, Mari y Mairu con la mitología vasca, con las Anjanas cántabras o las asturianas Xanas.

Sea cual sea el lugar, son comunes una serie de elementos: en el tiempo, apariciones coincidentes con la noche de San Juan; en cuanto a la protagonista, bella joven de larga cabellera que se manifiesta peinándose con un peine y un espejo...

Y en Torrejoncillo del Rey, el sueño de un vecino, D. Pedro Morales Cuenca, le condujo a buscar en tan encantado lugar un ataúd blanco que contenía en su interior un tesoro de monedas de oro. 

Tras excavar y excavar dieron con un pozo evidentemente picado a mano y colmatado de escombros, en su limpieza alcanzaron los casi 25 metros y desde esa cota a través de un boquete consiguieron acceder a una gran sala desde la que partían numerosas galerías, galerías que estaban tapizadas de cristal: ante sus ojos se abría el supuesto palacio de la Mora Encantada.

Todo quedó ahí y aunque no hubo monedas de oro, del revuelo creado, se hizo eco la prensa nacional.

Y así D. Pedro Morales Cuenca descubrió esta Mina Romana de la Mora Encantada de tan apreciado mineral que suministraba a todo el imperio desde estos "Cien mil pasos alrededor de Segóbriga" de lapis specularis o espejuelo que no es más que un yeso traslúcido con el que se fabricaban ventanas "acristaladas" que obviamente dejaban pasar la luz aislando los interiores que protegían.

Impresionante la Mina romana de la Mora Encantada de lapis specularis en Torrejoncillo del Rey (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí vistando y fotografiando acompañados de Verónica.

La visita a la mina es guiada previa cita, nos acompañó Verónica que conoce muy bien su pueblo y apuesta porque no se pierdan los encantos y tradiciones de estos rincones...

Para reservar o concretar cita podéis llamar al 969 27 80 07 ó al 669 71 87 62

Mira, entra en esta galería, nunca mejor dicho, y asómate a la mina... 

Torrejoncillo del Rey y su pedanías...

Pero Torrejoncillo del Rey tal vez en la actualidad no sería Torrejoncillo si no contara con esa unión que hace la fuerza, a saber: Horcajada de la Torre, Naharros, Villar del Horno, Villarejo Sobrehuerta y Villar del Águila... y estos, pequeños pueblos, grandes en historia, se deben unos a otros y todos conforman desde la década de los 70, el ayuntamiento de Torrejoncillo del Rey. Tanto monta, monta tanto...

Esta es una de las rutas, circular, que podremos hacer para visitar estas cinco poblaciones partiendo desde Torrejoncillo del Rey y admirar estos paisajes. 

Horcajada de la Torre

Para llegar a Horcajada de la Torre, no hay más que hacerlo tomando la salida 270 de la A-40 y seguir las indicaciones. 

De Horcajada no se sabe con certeza el origen en el tiempo aunque por la poca información de la que se dispone se cree que los primeros asentamientos son de la época pre-romana.

"Será en 1533 cuando Felipe II, aún siendo príncipe y en nombre de su padre Carlos I, en un viaje que realizó a Cuenca, le otorgue la independencia con “facultad de poner horca, picota y demás insignias jurisdiccionales que debía usar como villa” y nombrar alcaldes, regidores, mayordomo y otros oficios como en las demás villas."

Más datos de su historia podrás consultar a través del siguiente enlace, el de la Asociación Cear Virgen de los Remedios

Como en cualquiera de estas poblaciones todo gira alrededor de su plaza...

mira, mira, echa un vistazo en 360º

...en ella destaca la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol de claro estilo herreriano y en su interior el retablo mayor de estilo barroco. 

En esta plaza no pasa desapercibida una casa que con su propio soportal destaca además por el escudo de los Calderón de la Barca.

Casa blasonada con el escudo de los Calderón de la Barca en Horcajada de la Torre (Cuenca) Photoperiplo viajó allí para fotografiar
Pilón en la plaza de Horcajada de la Torre (Cuenca) al fondo el ayuntamiento.

A escasos metros de la plaza se encuentra la coqueta ermita del siglo XVII en la que se venera a la patrona de Horcajada, Nuestra Señora La Virgen de los Remedios.

Interior de la ermita de la Virgen de los Remedios en Horcajada de la Torre (Cuenca).
Ermita de la Virgen de los Remedios patrona de Horcajada de la Torre (Cuenca).
Virgen de los Remedios patrona de Horcajada de la Torre (Cuenca).

De Horcajada de la Torre, de sus casas, se dice que todas tienen su cueva. Elemento este que parece ser viene de tiempos árabes y que no eran más que bodegas. Cuando irrumpió la filoxera en España arrasando todos los viñedos, estas "cuevas de vino" dejaron de ser utilizadas. Pero sus vecinos no dudaron en ningún momento en conservarlas manteniendo así una tradición y sirviendo como lugar de asueto durante todo el año dado lo agradable del lugar. Las del Vallejo se encuentran en la ladera del cerro en el que se sitúa el cementerio y otra ermita en ruinas, la de la Virgen de la Paz.  

Todas estas cuevas constan de un pasillo abovedado que se adentra en la tierra (la caña), a su entrada hay una habitación que servía para pisar las uvas (el jaraiz). Tras la decantación, el mosto se trasegaba a las tinajas donde fermentaría y reposaría a una temperatura constante a lo largo del año. 

Cuevas del Vallejo, cuevas del vino, en Horcajada de la Torre (Cuenca) de orígen árabe.

Mira, mira, entra en unas de estas "cuevas del vino" en el paraje del Vallejo...

Para terminar nuestra visita a Horcajada, sólo nos queda subir al Telégrafo... a una de las torres que quedan de lo que fuera la línea del telégrafo óptico del tramo comprendido entre Madrid y Valencia y que estuvo operativo hasta el 1856. Se encuentra justo en el límite con el término municipal de Naharros y es una de las 20 torres que se encontraban en la provincia de Cuenca.

Aunque se considera una obra civil siempre estuvo ligada al servicio del Gobierno, de ahí su dotación militar, y desde sus inicios se supo que tenía fecha de caducidad dado que la telegrafía eléctrica ya funcionaba en el resto de Europa. De hecho el proyecto de la Red Nacional de Telegrafía Óptica quedó relegado a sólo tres líneas que partían de Madrid: la de Castilla en 1846, con el trayecto Madrid-Irún con 52 torres; la de Cataluña en 1848, con el trayecto Madrid-La Junquera, que nunca llegó a funcionar salvo el tramo a Valencia con 30 torres (20 en Cuenca); y la de Andalucía en 1850 hasta Cádiz con 59 torres.

Una de las torres del telégrafo óptico, la de Horcajada de la Torre ya muy cerca de Naharros (Cuenca) Photoperiplo subió a fotografiarla
Naharros

Muy cerca de Naharros se encuentran los que se suponen son los orígenes de esta población, concretamente en el Cerro del Castillo donde hay un castro celtíbero datado en el siglo XII a.C. que permaneció hasta la llegada de los romanos en el siglo II a.C.

El núcleo urbano actual posiblemente fuera construido por musulmanes y ya después de la Reconquista fue cuando un grupo de navarros e irlandeses católicos se establecieron en él llamándole "Navarros" que derivaría en el actual Naharros

Vista de Naharros (Cuenca) desde las antenas. Se aprecia en primer término la autovía A40

Naharros presume de una de las iglesias románicas mejor conservada de la provincia de Cuenca, la de Santiago Apóstol. Románico del siglo XII con sucesivas reformas en los siglos XVII y más recientemente en el XX. En sus sillares se aprecian claramente las marcas de los canteros. 

mira, mira, echa un vistazo en 360º

Otro de los parajes interesantes y que acreditan la historia de Naharros, es el de la Caja del Moro donde se conservan unas sepulturas visigodas excavadas en la roca del siglo VI...

Para llegar puedes seguir esta ruta...

Sepulturas visigodas excavadas en la roca del siglo VI en el paraje de la "Caja del Moro" en Naharros (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí fotografiando la historia de estas tierras alcarreñas.

Llegada la hora de un tentempié o para comer, parada obligada hay que hacer en "Villa Colesterol"... en la N-400 a escasos metros de Naharros. Gerardo y familia brindan un trato eso, familiar... auténticos productos de la tierra que incluso puedes comprar para llevar: queso, miel producida por ellos, pan, etc... mira, mira, echa un vistazo en 360º

Ah! y si te gusta la historia y la prehistoria, Gerardo es toda una institución en la comarca. Conocer conoce cada piedra y cada rincón de estos parajes, con datos y más datos, nos dejó con la boca abierta... y nos enseñó sus colmenas y una antigua cantera romana, y una calzada de la misma época y más enterramientos medievales y porque nos pilló la noche...

Asómate a esta galería y mira cuánto nos enseñó...

Bar de Naharros en la carretera nacional N-400 un buen lugar para tomar un tentempié o comer, todo casero...
Villar del Horno

Villar del Horno debe sus orígenes a la cultura romana, dependiendo en aquellos tiempos de Segóbriga. 

Aquí se encontró una talla románica sedente de la Virgen de la Subterránea que actualmente se encuentra en el museo del Obispado de Cuenca.

Vista general de Vilar del Horno en Cuenca.

Vamos a dar una vuelta por Villar del Horno...

Villarejo Sobrehuerta

Llegamos a Villarejo Sobrehuerta con los preparativos de sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Caridad...y estaban engalanando su plaza...

Ayuntamiento de Villarejo Sobrehuerta en Cuenca

De su casco urbano destaca la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo y algunas casas que por su aspecto exterior denotan su carácter señorial. No hay que dejar de subir a la Peña Gorda, un otero natural, y desde allí admirar sus vistas para después ir a refrescarse a la Fuente de Abajo.

En primer término la Fuente de Abajo y al fondo la Peña Gorda en Villarejo Sobrehuerta (Cuenca) Photoperiplo estuvo aquí e hizo estas fotos...

Demos un paseo por Villarejo Sobrehuerta...