Ponteareas, histórica villa sobre las arenas del Tea...
Puente de los Remedios en Ponteareas (Pontevedra) sobre el río Tea. De orígen romano, a sus pies hay una bonita playa fluvial, Photoperiplo estuvo allí, si te gusta viajar para fotografiar, ven a Ponteareas.

Ponteareas, a orillas del río Tea, debe su nombre a este Puente de Los Remedios que, de origen romano, salva estas aguas medias camino de la parroquia de Areas, una de las 24 que conforman este Concello, capital de la pontevedresa comarca de O Condado

Algunos historiadores afirman que este camino se corresponde con la Vía Romana XIX que unía Braga (Portugal) con Astorga (León) aunque otros aseguran que era una vía secundaria de esta.

De lo que no hay duda es de que muchos años antes, allá por el siglo VI a. C., estas ricas tierras ya estaban habitadas por unas cuantas familias que encontraron en este monte, que hoy se llama del Doce Nome de Xesús, en la parroquia de Pías, su lugar para vivir. Aquí se conformó esta aldea al uso de aquella época prerromana como castro fortificado celta: el Castro de Troña.

Castro de Troña, pasa y conoce su aldea...
Castro de Troña en Ponteareas, uno de los castros más importantes de Galicia. Photoperiplo estuvo allí, viajar y fotografiar, te apetece.
El texto de aquí al lado es una mera traducción del que aparece en los paneles informativos de aquí abajo... 
Castro de Troña en Ponteareas, uno de los castros más importantes de Galicia. Photoperiplo estuvo allí, viajar y fotografiar, te apetece.
Castro de Troña en Ponteareas, uno de los castros más importantes de Galicia. Photoperiplo estuvo allí, viajar y fotografiar, te apetece.

Hace más de 2.000 años un grupo de mujeres y de hombres encontraron en este monte un lugar para vivir.

Al igual que nosotros hoy, necesitaron trabajar para conseguir vivienda, vestido y alimento para sus hijos, para ellos y para los ancianos de la familia. Aquí construyeron sus viviendas, sus rediles y sus almacenes. Esta era su aldea.

Obtenían madera y leña de los árboles que rodeaban el castro. Aquí cerca cultivaron la tierra y criaron su ganado.

Desde este mismo lugar, un recién llegado como tú podía oír chocar los molinos de piedra con los que hacían la harina, o percibir el olor del curtido del cuero o del humo de los hogares. También la algarabía de los rapaces al jugar.

Entonces no era frecuente recibir visitas de desconocidos. Las murallas y el foso nos protegían en épocas de hambre, de peleas con otros poblados, o de invasores venidos de lejos.

Pero eran más los días de paz y tranquilo trabajo. Si llegases entonces, seguramente serías recibido con curiosidad y hospitalidad. No te faltaría una taza de caldo con carne ni un rincón cubierto de paja cerca de la lumbre para pasar la noche.

En su nombre, sé bienvenido. Pasa y conoce su hogar. Te contarán su historia. 

 

... el extremo del recinto estaba defendido por una muralla precedida por un foso de 18 m. de profundidad por otros 10 de ancho.

La construcción de un castro era un proceso continuo que se remataba con el abandono del mismo.

Una casa ocupaba, generalmente, el espacio de otra más antigua adaptándose al espacio existente, por lo que la configuración urbana muestra un aparente caos...    

Nos decía Ilda, responsable del Centro de Recuperación de la Cultura Popular, que el Castro de Troña se ha de visitar por la tarde ya que transmite ciertas energías... nosotros lo visitamos por la mañana y también por la tarde... merece la pena... mira, mira...

Con la llegada de los romanos, con su manera de ocupar el territorio... los castros sufrieron una paulatina desocupación, pacífica, lenta, pero inexorable, hasta convertirse en una memoria llena de elementos mágicos como sierpes encantadas o moras que parecen hadas.

Una de las manifestaciones más características de la prehistoria gallega es la profusión de grabados en la roca, petroglifos. Aquí en Troña, podemos admirar el conocido como la Serpiente de Troña que, como no podría ser de otra manera, cuenta con su leyenda...

… “había aquí, en el monte, una serpiente que bajaba a zonas llanas y robaba para comer una bestia, una oveja o lo que fuera. Por miedo, y para que no bajara, los vecinos se pusieron de acuerdo y le traían al monte, todos los días, un animal que sorteaban entre ellos. Pasado el tiempo, habían juntado una morrena de ovillos que les dieron a las tejedoras, e hicieron con los hilos bien retorcidos una cuerda y un ovillo grande que le dieron a comer a la serpiente. En seguida que la serpiente engulló el ovillo, tiraron de la cuerda y la arrastraron, la mataron y la enterraron aquí, en el atrio de la ermita, y en el lugar del enterramiento irguieron el crucero que había donde está el que hay hoy.”

Sobre el Castro de Troña se encuentra la ermita del Dulce Nombre de Jesús donde destacan además el Vía Crucis y los cruceiros, Todo ello en Ponteareas (Pontevedra) Galicia. Si te encanta viajar para fotografiar, Photoperiplo te lo aconseja, ven a Ponteareas.
Sobre el Castro de Troña se encuentra la ermita del Dulce Nombre de Jesús donde destacan además el Vía Crucis y los cruceiros, Todo ello en Ponteareas (Pontevedra) Galicia. Si te encanta viajar para fotografiar, Photoperiplo te lo aconseja, ven a Ponteareas.
Sobre el Castro de Troña se encuentra la ermita del Dulce Nombre de Jesús donde destacan además el Vía Crucis y los cruceiros, Todo ello en Ponteareas (Pontevedra) Galicia. Si te encanta viajar para fotografiar, Photoperiplo te lo aconseja, ven a Ponteareas.
Sobre el Castro de Troña se encuentra la ermita del Dulce Nombre de Jesús donde destacan además el Vía Crucis y los cruceiros, Todo ello en Ponteareas (Pontevedra) Galicia. Si te encanta viajar para fotografiar, Photoperiplo te lo aconseja, ven a Ponteareas.

En el siglo XVIII se construyó la ermita del Doce Nome de Xesús (Dulce Nombre de Jesús) y se trazó el Vía Crucis. Todos los años, "el segundo domingo de enero y el día 6 de agosto, los romeros suben por el camino que lleva a la capilla desde Pías, llevando en el pensamiento la promesa ofrecida al santo.

La mayoría de las personas hacen la subida a pié, pero algunos lo hacen con más dificultad, ladera arriba, de rodillas." 

Pero todos estos prehistóricos asentamientos no eran al azar, aquellas gentes aunque no dispusieran de herramientas ni utensilios tal y como hoy los entendemos, eran sabios conocedores del medio que les rodeaba sabiendo aprovechar todo aquello que realmente era necesario, y es, para subsistir. Aquí encontraron ese paraíso soñado de tranquilidad, de buen clima, y que ponía a su disposición buena tierra, buena caza, buena pesca y buena agua... aquí sigue estando este RÍO TEA, con mayúsculas, hacedor de vida y vínculo de unión con los concellos vecinos.

Río Tea... Lugar de Importancia Comunitaria - LIC

A lo largo de la historia el río Tea ha vertebrado el devenir de sus gentes ribereñas. En su corto caminar, en sus apenas 50 km de longitud, desde su nacimiento en las Sierras del Suído hasta su afluencia en Salvaterra de Miño con el gran río que le da nombre, el Tea es todo un paseo, un agradable paseo...

En Ponteareas podemos disfrutar de ese bosque de ribera y de sus playas fluviales que hacen honor a su nombre: areas = arenas... plateadas arenas estas debido a la mica que contienen de claro origen granítico. 

Su clima, oceánico hiperhúmedo con fuerte tendencia a la aridez estival, y sus aguas, invitan al baño cuando corresponde, y ahora corresponde... tras un buen paseo por sus senderos, no queda más que un buen chapuzón en cualquiera de sus playas... elige...

En la playa de A Freixa, en el río Tea, en Ponteareas (Pontevedra) podrás darte un baño y fotografiar este incomparable paraje. Ven a viajar y a fotografiar a Ponteareas con Photoperiplo
Desde la N-120 y desde la carretera de Mondariz, podemos acceder a este encantador paraje de A Freixa en Ponteareas... Photoperiplo estuvo allí... nos acompañas?
En la playa de A Freixa, en el río Tea, en Ponteareas (Pontevedra) podrás darte un baño y fotografiar este incomparable paraje. Ven a viajar y a fotografiar a Ponteareas con Photoperiplo
En la playa de A Freixa, en el río Tea, en Ponteareas (Pontevedra) podrás darte un baño y fotografiar este incomparable paraje. Ven a viajar y a fotografiar a Ponteareas con Photoperiplo
En la playa de A Freixa, en el río Tea, en Ponteareas (Pontevedra) podrás darte un baño y fotografiar este incomparable paraje. Ven a viajar y a fotografiar a Ponteareas con Photoperiplo
Mueve el cursor

La playa de A Freixa cuenta con merendero, bares, asaderos, zona arbolada, de descanso y de paseo, pistas de tenis, fútbol y baloncesto, etc. Todo esto convierte la playa fluvial de A Freixa en uno de los principales recursos turísticos y ambientales con los que cuenta el ayuntamiento de Ponteareas.

Aguas abajo nos encontramos con el emblemático Puente de Os Remedios, a un lado u otro de sus ojos está la playa del mismo nombre, o de San Roque ya que en uno de sus extremos nos encontramos con la ermita en honor a este santo protector de peregrinos, enfermeros, cirujanos y cánidos dado que aquel perro llamado Rouna que le acompaña en muchas de sus representaciones le salvó la vida.

El Puente de Los Remedios es el que dio nombre al Concello de Ponteareas. De origen romano, salva el río Tea. A sus pies se encuentra una playa fluvial que Photoperiplo estuvo fotografiando.
El Puente de Los Remedios es el que dio nombre al Concello de Ponteareas. De origen romano, salva el río Tea. A sus pies se encuentra una playa fluvial que Photoperiplo estuvo fotografiando.
El Puente de Los Remedios es el que dio nombre al Concello de Ponteareas. De origen romano, salva el río Tea. A sus pies se encuentra una playa fluvial que Photoperiplo estuvo fotografiando.
Asómate a estas fotos panorámicas...

De puente a puente y tiro porque me lleva la corriente... continuando nuestro descenso por el Tea y dejando atrás otra de las playas fluviales casi urbana como las anteriores, A Moscadeira, en dirección a Salvaterra de Miño, a la altura de Moreira encontraremos el acceso que nos llevará a este otro puente conocido como de As Partidas.

De origen medieval, siempre fue un importante paso sobre el río, desde él se partía en varias direcciones, de ahí su nombre. Independientemente de esa importancia arquitectónica y cronológica, el Puente de Las Partidas tiene otro valor añadido, legendario, ligado a las tradiciones de las gentes de esta parroquia de Moreira que todavía acuerdan los bautizos buscando la protección de las fuerzas sobrenaturales. Cuando una mujer se quedaba embarazada acudía de noche al puente y allí esperaba al primer caminante que lo cruzase y lo invitaba a echar agua del río sobre su vientre y a ser padrino de la criatura. Luego realizaban una pequeña comida, echando al río las sobras.

 

Al pie de este estrecho puente, actualmente regulado por un semáforo, pues sigue teniendo bastante tráfico haciendo bueno su nombre, se encuentra otra de las playas fluviales que hace las delicias de propios y extraños contando también con merenderos y buenas sombras...

Vista de la playa fluvial de Las Partidas en Ponteareas (Pontevedra) desde el puente del mismo nombre. Un buen lugar para viajar y fotografiar como hizo Photoperiplo
El río Tea está catalogado como espacio LIC dentro de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales. Photoperiplo estuvo allí.
En esta ruta que llevamos desde Ponteareas hasta Salvaterra de Miño, donde desemboca el río que nos trae, a lo largo de esos 14,5 km., cuando llega la temporada, se montan esas tradicionales artes de pesca, muy de aquí, conocidas como estacadas que permiten pescar las codiciadas lampreas. 

El río Tea está catalogado como espacio LIC dentro de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales. Eso no quita que no se haga un aprovechamiento regulado de aquellas especies que siempre poblaron o buscaron estas aguas para su reproducción como la hace anualmente la lamprea, extraño pez considerado como uno de los primeros vertebrados de los que hay constancia y que habita en estos ríos gallegos desde hace más de 500 millones de años y que ya en la época de la Roma Imperial eran llevadas desde aquí, desde Galicia, a Italia. 

En esta ruta que llevamos desde Ponteareas hasta Salvaterra de Miño, donde desemboca el río que nos trae, a lo largo de esos 14,5 km., cuando llega la temporada, se montan esas tradicionales artes de pesca, muy de aquí, conocidas como estacadas que permiten pescar las codiciadas lampreas. 

Muiños de Couso

Siempre los lugareños supieron aprovechar todo lo que la naturaleza proveía, incluso hasta esa fuerza hidráulica gratuita que acompaña a cualquier curso fluvial en su obligado descenso ... Aquí en la parroquia de Guláns, a expensas del pequeño río Couso, encontraremos una serie de molinos a lo largo de un pequeño y entretenido sendero: son los Muiños de Couso entre los que cabe destacar un "molino de acea". Este tipo de molino se caracteriza porque está movido por un gran rueda vertical, a modo de noria, a la que el agua hace girar transmitiendo su fuerza... 

Molino de acea en la ruta de los Molinos de Couso en Ponteareas (Pontevedra) un buen lugar para viajar y fotografiar con Photoperiplo
Molino de acea en la ruta de los Molinos de Couso en Ponteareas (Pontevedra) un buen lugar para viajar y fotografiar con Photoperiplo
Molino de acea en la ruta de los Molinos de Couso en Ponteareas (Pontevedra) un buen lugar para viajar y fotografiar con Photoperiplo

Gracias a la Asociación Cultural San Martiño y de la Comunidad de Montes en Man Común de Couso, se rehabilitaron estos molinos. Algunos de ellos cuentan con más de 200 años y entraron en desuso en la década de los sesenta con la  aparición de los molinos eléctricos.

Es un agradable paseo... acompañanos...

Como cualquier otro río, el Tea, se nutre de sus afluentes que también son generadores de vida en sus inmediaciones. Es el caso del río Uma, que naciendo en la parroquia de Salvaterra de Miño con la que comparte el nombre de Uma, se retuerce buscando esas tierras medias para desahogarse en el Tea. En su devenir, nos encontramos en San Pedro de Angoares (Ponteareas) con el puente medieval de Cabalón. Ahí encontramos una pequeña fervenza (cascada) que seguro que en otros momentos lleva un mayor aporte; nos sorprendieron los reflejos de sus irisadas aguas así como los abundantes insectos dependientes de estos biótopos... una buena señal...

Mira, mira...

Cascada del río Uma en San Pedro de Angoares en Ponteareas (Pontevedra). Vista desde el puente medieval de Cabalón
Libélulas, Caballitos del Diablo, efemeras, tricópteros, son abundantes en el río Uma a su paso por San Pedro de Angoares en Ponteareas. Buen sitio para viajar y fotografiar con Photoperiplo
Roteiro (sendero) dos Penedos da Picaraña... 

Dice el Diccionario de la Real Academia Galega que un "penedo es una pedra moi grande que sobresae na terra ou no mar", así... un penedo, pena, pedra... es una piedra muy grande que sobresale de la tierra o del mar. 

Tras aquel primigenio enfriamiento del magma que originó la roca más abundante de la tierra, el granito, y por ende en Galicia, tras la orogénesis y posterior erosión, se perfiló una característica orografía salpicada de estas enormes piedras de caprichosas formas y sorprendentes conjuntos. Aquí en Ponteareas, y especialmente en el entorno de este monte de A Picaraña, hay una buena muestra de ellos. Supera el número de ellos, de estos "monumentos naturales", los 24, cada uno con su nombre y yo creo que cada cual con su leyenda.

Es un sendero, PR-G120, de unos 7 km., cómodo, que se puede realizar también en bicicleta y que se encuentra en la parroquia de Arcos (Ponteareas).

Sendero de los Penedos de La Picaraña en Ponteareas (Pontevedra) Photoperiplo te invita a viajar para fotografiar estas espectaculares piedras.

Dos de estos penedos son de obligada visita, además de por su espectacularidad e historia, a modo de leyenda, porque no sé que tienen estas maravillas de la geología que transmiten algo... algo así como sensaciones incluso antagónicas: energía versus tranquilidad, grandeza versus pequeñez, realidad versus incredulidad ... también de rabia versus malditas pintadas... qué gente!!!

Son verdaderamente fotogénicas y bien merecerían que hiciéramos alguna visita nocturna, bien preparados, para jugar con la luz y "pintarlas" a capricho (lightpainting)... la luz no mancha!!!

De A Pena dos Namorados o de O Penedo da Pena, Peña de los Enamorados o Penedo de la Pena, imagino esta "pena" como dolor a razón de lo que cuenta la leyenda, que reza:

Aseguran los más viejos del lugar que en otro tiempo vivía en el Castelo de Sobroso Don Álvaro de Sarmiento, padre de una hermosa rapaza en edad de enamorar. Aldina, que así se llamaba, entregó su corazón a Tristán, un labrador de la zona del señor de la fortaleza de La Picaraña. Eran amores furtivos y prohibidos por Don Álvaro. Según parece los amantes hacían por verse en el crepúsculo en un lugar apartado de miradas indiscretas: A Pena dos Namorados.

Pero esas citas clandestinas llegaron a los oídos de Don Álvaro que decide verificarlas. Disfrazado de mendigo va siguiendo los pasos de Aldina hasta llegar al lugar y comprobar con sus propios ojos lo que acontecía. Lleno de rabia aguarda escondido a que su hija se marche y se encara con el amante. Don Álvaro no atiende a razones y comienza a pelear hasta que su espada atraviesa el corazón del enamorado Tristán. Después arrumba su cuerpo entre las zarzas y se marcha.

Aldina, desconocedora del suceso, sigue acudiendo a su cita diaria a la Pena dos Namorados. Durante tres noches aguarda la llegada de Tristán sin resultado. Entre lágrimas, la tercera noche escucha las campanadas del Monasterio de Canedo y la figura fantasmal de Tristán aparece en el lugar para explicarle que su cuerpo fue hallado por un vecino y que fue su padre Don Álvaro, quien le dio muerte y que esas campanas anuncian su entierro y que en tres días más estarán juntos para siempre.

Al amanecer, cuando Aldina llega al castillo, se cruza con su padre sin mediar palabra y se encierra en la Torre del Homenaje. Será la última vez que D. Álvaro la ve con vida pues, entre sollozos, la vida se le va escapando y muere al tercer día.

Según parece, desde entonces, a la Pena dos Namorados acuden mozos y mozas de todos los alrededores a preguntar por su futuro amoroso siguiendo el reto de las tres piedras. Colocados de espaldas a la peña, después de recoger tres piedrecitas del terreno, deben tirarlas por encima del hombro. Si las tres piedras se quedan en lo alto de la peña significa que se casaran en el plazo de un año. Si se quedan dos piedras, ese plazo se alarga hasta los dos años; si se queda una piedra, la boda tardará aún más tiempo; y si no se queda ninguna, es enamoramiento no tendrá futuro.

                                                                                                                                                                                                                      Traducido por Photoperiplo del texto de Manrique Fernández

El Penedo de los Enamorados está compuesto por tres enormes piedras, la mayor de 24 metros se apoya sobre otras dos, una de 5 la otra de 3,5 metros. Se encuentra en Ponteareas (Pontevedra) y Photoperiplo estuvo allí.
...Asómate a estas panorámicas...
En Ponteareas, en la ruta da Picaraña, se encuentra este conjunto de dos peñas en equilibrio unidas por un minúsculo punto. Se dice que la piedra se mueve y para comprobarlo se colocaba una botella de vidrio apretada entre ambas que aparecía rota a los pocos días.

También conocido como Penedo do Capón. Una piedra reposa sobre otra unidas por un minúsculo punto que desafía a la gravedad. Se cuenta que la piedra se mueve y que, antiguamente, para comprobarlo se colocaba una botella de vidrio apretada debajo, esta aparecía rota a los pocos días...

 

Mira la imagen de 360º de abajo, Ana Mary se arriesgó... jajaja!!! ... yo dejé nuestro jeepito apartado por si acaso... 

Penedo do Equilibrio en Ponteareas (Pontevedra) un interesante lugar que invita a viajar para fotografiar. Photpperiplo estuvo alli, nos acompañas?