... de Velayos a Vega de Santa María

Terminábamos nuestro anterior post, el de Vega de Santa María diciendo que teníamos posada y fonda en la vecina Velayos, a tiro de piedra de la tranquila Vega, desde la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción se ve tan cercana que incluso en tiempos pasados compartieron cultos y celebraciones ambos pueblos... 

Y así lo documenta D. Lucrecio Nieto Oviedo cuando dice en su trabajo "Velayos Apuntes del XIX":

" ...en la cumbre de un suave cerro, espera un entorno de recogimiento anunciado por la silueta de inconfundible estilo mudéjar que en varios kilómetros a la redonda transmite una impronta íntima de imbricación entre paisaje y tradición, la Iglesia de Santa María de la Villa de la Vega y del Lugar de Velayos, pues hasta finalizado el siglo XVII fue la iglesia parroquial también de Velayos donde los habitantes de ambos pueblos no sólo compartieron la asistencia al culto religioso, pues antes compartieron las primeras gracias que deparara la única pila bautismal para los dos pueblos, y muchas generaciones yacen juntos compartiendo su ficción eterna.

Si quieres conocer más sobre este interesante y extenso trabajo, clic aquí... 

Al día siguiente amaneció despejado, por poco tiempo pero suficiente para que la madrugada se nos mostrara gélida, no en vano en estas llanuras cerealistas de La Moraña la altitud supera los 900 msnm. 

Estas llanuras de tanto en tanto están salpicadas de pequeños humedales a tenor del régimen de lluvias que toque... estos puntos de agua son reductos de vida...

...mira esta vista en 360º de esta pequeña laguna muy cerca de Velayos

...y Velayos, su término, además está surcado por el este por el río Voltoya, afluente del Eresma. En esos parajes el paisaje se conforma como sugerente y fotogénica dehesa en la que pastan los futuros chuletones de Ávila, cómo no van a estar buenos!!!  

Fuimos a buscar el Voltoya por la carretera que lleva a Maello y a localizar alguna de esas pequeñas lagunas que se forman en sus inmediaciones, pero la escasez de lluvias era evidente.

Camino de allí, la citada carretera sortea el ferrocarril que une Madrid con Irún desde la década de los sesenta del siglo XIX. Velayos era una de las estaciones que tenía la línea en la provincia de Ávila hasta el año 2005. Antes de la nacionalización de 1941de los ferrocarriles, la Compañía del Norte en su última etapa adquirió un total de 710 locomotoras, a una de ellas la 475 la llamó Velayos y a la 505 la bautizó como Voltoya. Del mimo autor, D. Lucrecio Nieto Oviedo, puedes conocer más, bastante más si te gusta este mundo del tren y los ferrocarriles haciendo clic aquí... 

Parada obligada hicimos, pasaba el tren en ese momento, y unas cuantas fotos de la estación y sus vías... algo que siempre sugiere en esto de la fotografía es el punto de fuga que generan railes y modernas catenarias... mira, mira...

Continuando nuestro camino...

El Voltoya llevaba poca agua y los humedales que anega estaban secos, camino abajo fuimos fotografiando esta dehesa de impresionantes encinas y a sus huéspedes... hasta llegar a vadear el río...  

Ya de vuelta a Velayos, dejando atrás la dehesa, nos quedaba visitar su iglesia parroquial, la que sustituyera a la antes compartida con Vega de Santa María, acompañados de Ana María. Esta iglesia construida a lo largo de 10 años, de trazas herrerianas, destaca por su espadaña, visible en toda la contornada. En un principio se dedicó a Nuestra Señora de la Asunción al igual que la de la Vega, en la actualidad se venera a San Isidro Labrador.  

A 20 de marzo de 1696, siendo Manuel Muñoz alcalde, los mismos tejeros que ya suministraron tejas al lugar "se obligan de hacer para la nueva fábrica de la iglesia deste lugar y para el consumo del, cuarenta y siete mil piezas de tejas y ladrillo", treinta y cinco mil ladrillos y dos mil tejas para la iglesia y diez mil tejas para el lugar. Dice D. Lucrecio Nieto en su trabajo...

A 20 de marzo de 1696, siendo Manuel Muñoz alcalde, los mismos tejeros que ya suministraron tejas al lugar "se obligan de hacer para la nueva fábrica de la iglesia deste lugar y para el consumo del, cuarenta y siete mil piezas de tejas y ladrillo", treinta y cinco mil ladrillos y dos mil tejas para la iglesia y diez mil tejas para el lugar. Dice D. Lucrecio Nieto en su trabajo...

Mira, asómate a esta galeria y ojea este patrimonio religioso que, desde que se iniciarán las obras en 1691con mucho apoyo popular, se atesora en su interior. 

En el coro se encuentra el órgano de tubos que fue fabricado en Segovia por Manuel Pérez Molero en el año 1713. Consta de cinco conjuntos de tubos y mediante dos bombas accionadas con pedales se alimentaba de viento a través de un depósito habilitado para ello.

Velayos aún conserva algunas de sus calles empedradas por las que es un placer pasear, tranquilamente, sin prisa y admirar esas reminiscencias mudéjares que caracterizan a estos pequeños pueblos y villas abulenses con sus arabescos adornos y sus fachadas de ladrillo.

No podíamos irnos de Velayos sin hacer una foto buscando la hora azul a esta iglesia parroquial de San Isidro Labrador en la que se combinan la piedra, la mampostería y el característico ladrillo mudéjar, también a la plaza donde se encuentra el ayuntamiento... ahí quedan...

Ya de noche y con fresquito, sólo apetecía ir en busca de nuestros aposentos... qué mejor lugar que la Posada Real de Castilla y León Hostería del Mudéjar, aquí en Velayos.

Recuerda, es un alojamiento con encanto... con todas las comodidades, y por si le faltaba algo, tiene piscina para estrenar esta próxima primavera verano... también cuenta con una estupenda sala multidisciplinar audiovisual ideal para cualquier actividad... una quedada fotográfica, por ejemplo... 

Mira, entra en la Hostería del Mudéjar, te encantará...

Si encantador es el alojamiento, tampoco te defraudará su restaurante... especial, con productos y recetas de la tierra: patatas revolconas con torreznitos o un espectacular chuletón de Ávila de 1ª entre otras muchas donde elegir... saborea...

Para consultas y reservas puedes llamar al 920 201 435 ó al 625 600 147
www.hosteriadelmudejar.com
Desde Vega de Santa María a Velayos o de Velayos a Vega de Santa María
hay poco más de un paso...
y como la fotografía no es fotografía si no se comparte,
es lo que queremos hacer si nos acompañas... 
Photoperiplo, viajar para fotografiar. 
Ven a pasar un finde a estas castellanas villas

Vienen de photoperiplo con nosotros...

nuestro coche, un jeepito, nuestras cámaras ...

y nos alojamos con...

©  photoperiplo'2017  *  Paco Gisbert y Ana Mary Aliaga