Como lo nuestro es viajar para fotografiar, Photoperiplo estuvo en el Monasterio de Uclés (Cuenca) hospedado para hacer un buen número de fotos de este imponente monasterio y de la villa de Uclés.
... un castro, un castillo, un Monasterio... el de Uclés

...allá por los años 90, desde aquellos primeros viajes de Villena a Madrid por esta "nueva" ruta de la A-31 que desemboca en la A-3, la ida a la capital por la N-301 perdió parte de su encanto: Almansa, Albacete y sus navajas, La Gineta, La Roda y sus Miguelitos, Las Pedroñeras y sus ajos, La Mota del Cuervo donde el Mesón de Don Quijote era parada obligatoria, Quintanar de la Orden, Corral de Almaguer y de allí a Aranjuez con sus encarnados fresones... para entre Pinto y Valdemoro estar ya en Madrid. 

Pero no hay mal que por bien no venga, ahora vamos en casi la mitad de tiempo siendo la distancia la misma, por otros lares, y aún a pesar de la monotonía de las autovías, uno siempre descubre otro paisaje, otros lugares. Y aunque sea a más velocidad, de buena mañana o al atardecer, esos sitios de paso, esos "no lugares", de una u otra vez, se quedaron grabados en nuestra retina, en nuestros recuerdos, invitándonos antes o después a programar una parada e incluso algo más. 

Y eso nos ocurrió Ana Mary y a mi, una y otra vez; y eso queremos hacer con este post de Photoperiplo, descubrirte el Monasterio de Uclés e invitarte a viajar para fotografiar, nos acompañas?

Los alrededores de esta villa de Uclés y su Monasterio son claramente manchegos, los llanos se rematan con suaves cerros que intercalan cereales y girasoles con encanto. A Photoperiplo le gusta hacer fotos y viajar para fotografiar estos lugares.
Los alrededores de esta villa de Uclés y su Monasterio son claramente manchegos, los llanos se rematan con suaves cerros que intercalan cereales y girasoles con encanto. A Photoperiplo le gusta hacer fotos y viajar para fotografiar estos lugares.

Tras esos paisajes, tras esos lugares, tras esos inolvidable momentos, se nos descubren...

...camino de Madrid, desde el este, por la A-3, entre Saelices y Tarancón (salida 90), a unos 6 kilómetros, sobre un otero una buena parte de la historia de estas tierras castellano manchegas:

el Castillo de Albar Llana y el Monasterio de Uclés.

Como lo nuestro es viajar para fotografiar, Photoperiplo estuvo en el Monasterio de Uclés (Cuenca) hospedado para hacer un buen número de fotos de este imponente monasterio y de la villa de Uclés.
Como lo nuestro es viajar para fotografiar, Photoperiplo estuvo en el Monasterio de Uclés (Cuenca) hospedado para hacer un buen número de fotos de este imponente monasterio y de la villa de Uclés.

Antes de entrar en materia, decir que estuvimos hospedados en el Monasterio por gentileza de D. Arturo y de D. Pedro como representantes de la Diócesis de Cuenca y muy bien atendidos por la siempre dispuesta Aurora

La hospedería está disponible para grupos y sería una buena opción si queréis organizar una excursión de fin de semana para llevar a cabo una salida fotográfica y conocer este "Escorial Manchego" y su entorno.

En este enlace podrás encontrar la info al respecto: www.monasterioucles.com también puedes informarte llamando al 969 13 50 58 .

Un poco de historia...

Otrora, estas tierras castellano manchegas, dieron cobijo ya en el Neolítico a aquellos pobladores que supieron aprovechar los recursos del lugar: buenas tierras, buenas aguas y buen refugio

Sucediéndose en el tiempo, celtíberos, fenicios, romanos, visigodos y musulmanes fueron dejando su impronta; unos ocupaban y aprovechaban lo que sus inmediatos antecesores dejaban voluntariamente, a la fuerza o con el paso del tiempo...

Lo que ahora podemos contemplar se edificó sobre y formando parte de una serie de fortificaciones y edificaciones que tuvieron sus orígenes con la dominación musulmana.

Dicen las crónicas que Eclis o Uclis (árabe) poseía castillo, mezquita y termas llegando incluso a ser capital de un pequeño reino musulmán.

El 29 de mayo de 1108 tuvo lugar en las inmediaciones la famosa batalla de los Siete Condes contra los almorávides, estos vencieron al ejercito cristiano y dieron muerte al infante D. Sancho, hijo y heredero al trono de Alfonso VI. 

Tras los avatares de la época y la reconquista cristiana, como reza en el Tumbo Menor de Castilla, el 9 de enero de 1174, el Rey de Castilla Alfonso VIII, dona a la Orden de Santiago, este castillo. Los Caballeros de Santiago lo convertirán en "Caput Ordinis", Cabeza de la Orden, conformando un extraordinario complejo de edificaciones; algunas de ellas todavía se conservan, destacando las torres del Pontido y el Palomar, aún árabes, y unida a ellas por un gran lienzo de muralla, la más moderna, la Torre Albarrana datada entre los siglos XIII y XIV.

Vista general del Monasterio, Castillo y Villa de Uclés (Cuenca) Photoperiplo estuvo allí haciendo unas fotos. Viajar par fotografiar, nos acompañas?
Restos de las antiguas murallas de orígen romano, musulmán y cristiano. Photoperiplo estuvo haciendo unas fotografías allí en Uclés, Cuenca.
Una de las torres del Castillo de Uclés. Fotografía de Photoperiplo.

Mirando de cerca ese gran lienzo de muralla que se conserva, se aprecia que su construcción se remataba con unas pequeñas piedras más oscuras intercaladas en la argamasa, es un mineral de hierro. Se empleaba para dar a entender al enemigo que en ese castillo se disponía de hierro en abundancia hasta el punto de que se utilizaba como "decorativa intimidación"... tener hierro de sobra era tener armas de sobra.

Símbolo de poderío era rematar los exteriores de las murallas con mineral de hierro.  Mucho hierro era signo de muchas armas y aí es en el Castillo de Uclés (Cuenca). Mira estas fotos de Photoperiplo...
Símbolo de poderío era rematar los exteriores de las murallas con mineral de hierro.  Mucho hierro era signo de muchas armas y aí es en el Castillo de Uclés (Cuenca). Mira estas fotos de Photoperiplo...
Una vista del Monasterio de Uclés (Cuenca) desde el Sepulcro, excavado en la roca, al que se accede por un Vía Crucis. Fotografía hecha por Photoperiplo.
... de los Maestres y Caballeros de la Orden de Santiago 

En sus orígenes allá por el siglo XII, en el Reino de León, fue creada como Orden religiosa y militar con el objetivo de proteger a los peregrinos del Camino de Santiago y expulsar a los musulmanes de la península. Independientemente de que se creara en el Reino de León, la Orden se extendió por otros territorios: Portugal, Aragón, Francia, Inglaterra, Lombardía y Antioquía

Los Caballeros de Santiago tenían posesiones por muchos de esos reinos cuando Fernando II de León y Alfonso VIII de Castilla pusieron la condición de que la sede de la Orden debía estar en sus respectivos feudos: en San Marcos de Léon y Uclés.

Así las cosas, estas dos ciudades lucharon por tener el honor de ser la sede de la Orden. No sería hasta el año 1230 cuando Fernando III el Santo, unió ambas coronas. Desde entonces, Uclés, en Cuenca, es considerada como la sede de la Orden, "Caput ordinis". 

Con el fin de la reconquista en el siglo XV el maestrazgo de la Orden pasa a la Corona de Castilla y la Orden de Santiago pierde en gran medida su función militar. Por este motivo  bajo el reinado de Carlos I, el 7 de mayo de 1529, el Prior D. Pedro García de Almaguer inicia una reforma radical que convertirá la fortaleza medieval en el actual edificio. Una inscripción en el ábside de la iglesia del monasterio recuerda dicha fecha.

En la actualidad, y tras quedar extinguida en la 2ª República, la Orden de Santiago, junto con las de Montesa, Calatrava y Alcántara, fueron restablecidas como asociaciones civiles en el reinado de Juan Carlos I como organizaciones nobiliarias honoríficas y religiosas y como tales permanecen desde finales del siglo pasado. 

Buena muestra de ese devenir de la Orden de Santiago por este lugar son los innumerables símbolos que encontraremos a cada paso en nuestra visita: la Cruz de Santiago, veneras o conchas de vieiras o de peregrinos, esculturas, pinturas y tallas que representan al Santo y a un buen número de Maestres de la Orden.

Mira, mira!!! ... alguno de ellos. Seguro que no los vimos todos, seguro que tú descubrirás muchos más...

Muchos símbolos son los que evidencian que este Monasterio de Uclés (Cuenca) se debía a la advocación del Apóstol Santiago, las veneras o conchas de vieiras, las cruces, las estatuas, pinturas y tallas con su imagen y todo lo relacionado con la Orden de Santiago. Photoperiplo estuvo intentando descubrirlos todos con sus fotografías.
Muchos símbolos son los que evidencian que este Monasterio de Uclés (Cuenca) se debía a la advocación del Apóstol Santiago, las veneras o conchas de vieiras, las cruces, las estatuas, pinturas y tallas con su imagen y todo lo relacionado con la Orden de Santiago. Photoperiplo estuvo intentando descubrirlos todos con sus fotografías.
Muchos símbolos son los que evidencian que este Monasterio de Uclés (Cuenca) se debía a la advocación del Apóstol Santiago, las veneras o conchas de vieiras, las cruces, las estatuas, pinturas y tallas con su imagen y todo lo relacionado con la Orden de Santiago. Photoperiplo estuvo intentando descubrirlos todos con sus fotografías.
Muchos símbolos son los que evidencian que este Monasterio de Uclés (Cuenca) se debía a la advocación del Apóstol Santiago, las veneras o conchas de vieiras, las cruces, las estatuas, pinturas y tallas con su imagen y todo lo relacionado con la Orden de Santiago. Photoperiplo estuvo intentando descubrirlos todos con sus fotografías.
... del Monasterio de Uclés, que nos acogió...

Llegando a Uclés, es parada obligatoria hacerlo en una amplia explanada desde la que se recrea el Monasterio y el Castillo en todo su explendor. En este lugar fue donde tuvo lugar la Batalla de los Siete Condes; no deja de ser un emblemático sitio y un clásico en esto de la fotografía. Hay que aprovechar las mejores horas, los dorados momentos del atardecer que darán paso a los etéreos e intensos azules. Por la noche, salvo que sea festivo, no hay iluminación artificial; sí la hay los fines de semana... 

Llegando a Uclés, hay una explanada desde la que se aprecia la grandeza de estos edificios, sus torres, sus murallas. Los atardeceres iluminan con su preciosa y cálida luz esas piedras que rezuman historia. Allí estuvo Photoperiplo en uno de sus viajes, fotografiando.
Llegando a Uclés, hay una explanada desde la que se aprecia la grandeza de estos edificios, sus torres, sus murallas. Los atardeceres iluminan con su preciosa y cálida luz esas piedras que rezuman historia. Allí estuvo Photoperiplo en uno de sus viajes, fotografiando.
Llegando a Uclés, hay una explanada desde la que se aprecia la grandeza de estos edificios, sus torres, sus murallas. Los fines de semana y festivos está iluminado por la noche. Allí estuvo Photoperiplo en uno de sus viajes, fotografiando.

Admiradas las vistas, siguiendo la carretera hacia Uclés, nada más cruzar el pequeño río Bedija encontraremos la indicación de la carreterita que nos llevará serpenteando hasta lo alto de este otero. En ese recorrido podremos apreciar los restos de las murallas y esos espacios antaño dedicados a huertos.

Ya arriba se abre una amplia explanada. A un lado, el castillo edificado sobre la roca viva al que se encuentra adosada la fachada que daba acceso a las caballerizas del monasterio...

... y al otro, majestuosa, encontramos la fachada principal del Monasterio de claro estilo churrigueresco, obra de Pedro de Ribera, finalizada en 1735 reinando Felipe V. 

Con los primeros rayos de sol se destacan los detalles de la fachada principal de estilo churrigueresco atribuida a Pedro de Ribera del Monasterio de Uclés en Cuenca. Photoperiplo estuvo allí, si te gusta viajar para fotografiar este es tu web, nos acompañas?
Fachada principal del Monasterio de Uclés (Cuenca) de claro estilo churrigueresco. Photoperiplo estuvo allí fotografiando. Viajar para fotografiar, nos acompañas?
Fachada principal del Monasterio de Uclés (Cuenca) de claro estilo churrigueresco. Photoperiplo estuvo allí fotografiando. Viajar para fotografiar, nos acompañas?
Fachada principal del Monasterio de Uclés (Cuenca) de claro estilo churrigueresco. Photoperiplo estuvo allí fotografiando. Viajar para fotografiar, nos acompañas?

Destaca la riqueza de motivos decorativos, sobre todo militares (armaduras, yelmos, banderas...) La puerta está tachonada de veneras sobres cruces de Santiago y todo el conjunto está coronado por la figura del Apóstol Santiago representado como defensor de la fe; en su espada aparece la inscripción "Fidei defensio" , defender la fe, que fue lema de la Orden.

... del patio y claustro

Nada más traspasar el dintel, desde el zaguán se aprecia que la planta del edificio es cuadrada.

Ante nosotros aparece el amplio patio en el que destaca el octogonal aljibe con su barroco y fotogénico brocal rodeado por el doble claustro. Este está conformado por 36 arcos de medio punto adornados con variados elementos escultóricos en sus claves. 

El claustro va abriendo paso a las distintas dependencias: a la iglesia, a la sacristía, al refectorio y a las escaleras que suben al claustro superior y al resto de las dependencias, coro, biblioteca, etc... 

En el centro del patio del Monasterio de Uclés (Cuenca) se encuentra el aljibe con un imponente brocal de claro estilo barroco. Bien merece unas cuantas fotografías, fue lo que hizo Photoperiplo
... del refectorio

Tal vez sea la sala más suntuosa del monasteriojunto con la sacristía es de las más antiguas. Está datada en la primera fase de la construcción, en el primer tercio del siglo XVI como así reza en el friso, en el 1548. Las tallas de su artesonado, hechas con pino melis (pino impregnado de resina) representan en cada uno de los 36 casetones a otros tantos Caballeros de Santiago presididos por Carlos V como impulsor de la obra.

Al entrar en esta estancia, a la izquierda, en el lado más corto, en el casetón central encontramos esa talla, la de Carlos V, con los atributos imperiales de corona, cetro y orbe. 

Imponente artesonado el del refectorio del Monasterio de Uclés (Cuenca) hecho con pino melis. Photoperiplo estuvo allí fotografiándolo ...
Imponente artesonado el del refectorio del Monasterio de Uclés (Cuenca) hecho con pino melis. Photoperiplo estuvo allí fotografiándolo ...

A la misma mano, en el lado más largo, hay otra talla que representa, con una metáfora al estilo de la época, a un esqueleto con corona de caballero recordando que la muerte a todos vence: "Vosotros nobles Caballeros sabed que a nadie perdono".

Imponente artesonado el del refectorio del Monasterio de Uclés (Cuenca) hecho con pino melis. Photoperiplo estuvo allí fotografiándolo ...
Imponente artesonado el del refectorio del Monasterio de Uclés (Cuenca) hecho con pino melis. Photoperiplo estuvo allí fotografiándolo ...
Imponente artesonado el del refectorio del Monasterio de Uclés (Cuenca) hecho con pino melis. Photoperiplo estuvo allí fotografiándolo ...
... de la sacristía

Se atribuye al alcaraceño Andrés de Vandelvira y como decíamos antes, junto al refectorio, es de las estancias más antiguas utilizada en la actualidad como capilla. Es de claro estilo plateresco y está compuesta por dos naves en ángulo recto separadas por un arco con una rica ornamentación. Las bóvedas de crucería que coronan ambas salas muestran la transición del gótico al renacimiento.

Aquí podremos admirar una pila de mármol con tres grifos de los que siempre corría un hilo de agua con el que se santificaban las manos, también destacan dos armarios en los que bajo llave se guardaban los libros sagrados así como las reliquias y demás objetos litúrgicos, algunos de ellos de oro. 

Mira, mira!!! entra en esta galería y admira sus tesoros...

... de las ventanas

Desde cualquiera de las ventanas de esta ala derecha merece la pena asomarse y admirar, además del paisaje, la bella decoración plateresca de sus dinteles y jambas así como la forja de sus rejas.

Cúpula de una de las escaleras de acceso al claustro superior del Monasterio de Uclés (Cuenca) situdada entre la sacristía y la iglesia ...
... de la iglesia

De estilo herreriano, en su construcción colaboró Francisco de Mora, discípulo de Juan de Herrera, arquitecto de El Escorial. Consta de unas sola nave en la que se abren distintas capillas a ambos lados; en ellas están instaladas a modo de museo recreaciones de la historia de Uclés desde la prehistoria hasta la actualidad pasando por las épocas romana, árabe, la más reciente cristiana y de la Orden de Santiago. 

Bajo este suelo se encuentran enterrados D. Rodrigo Manrique y su hijo: el poeta Jorge Manrique. 

Vista general desde el altar de la iglesia del Monasterio de Uclés (Cuenca), en primer plano la reja. Fotografia de Photoperiplo...

Destaca la reja que separa la nave de la cabecera; sobre ella la impresionante cúpula sobre pechinas y en el ábside el retablo mayor.

Contra picado de la reja y la cúpula de la iglesia del Monasterio de Uclés (Cuenca). A Photoperiplo le gustan los contra picados y viajar para fotografiar.
Cúpula principal de la iglesia del Monasterio de Uclés (Cuenca) sobre pechinas decoradas con pinturas. Photoperiplo estuvo allí, nos acompañas?

Del retablo mayor se conservan el cuerpo superior y el gran cuadro central que representa al apóstol Santiago a caballo. Es obra de Francisco Ricci que fuera pintor de cámara de Felipe IV (siglo XVII).

Entra en esta galería y podrás apreciar desde distintos ángulos los detalles de este retablo... 

También llaman la atención ambas contrapuertas, la que nos encontramos de frente nada más entrar aunque la más interesante por sus tallas es la que se ubica a nuestra izquierda y que se corresponde con la puerta principal de la iglesia que se abre en la fachada oeste de sobrio estilo herreriano.